Te ofrecemos un proceso de traducción sin fisuras.

Nuestro proceso de traducción de idiomas está diseñado para ofrecer la mejora calidad… una y otra vez

Si bien cada proyecto de traducción es único y requiere de una evaluación cuidadosa para determinar la mejor forma de afrontarlo, en Accelingo hemos desarrollado un proceso de traducción de idiomas compuesto de siete etapas que garantiza traducciones de calidad al tiempo que ofrece la flexibilidad necesaria para adaptarse a las particularidades de tu proyecto.

1.º Análisis del proyecto

Aquí comienza tu camino hacia el éxito

Tras una consulta inicial, el gestor encargado de tu proyecto da el pistoletazo de salida a nuestro proceso de traducción de idiomas mediante la preparación de unos plazos de entrega que se ajusten a tus necesidades. Tu gestor de proyectos se encarga también de revisar toda la documentación que nos hayas enviado para asegurarse de que tengamos todo lo necesario para garantizar el éxito de tu proyecto de traducción.

2.º Preparación de glosarios y manuales de estilo

Las claves para obtener traducciones coherentes y fieles al original

Una etapa crucial de nuestro proceso de traducción de idiomas es la preparación y el mantenimiento de glosarios y manuales de estilo específicos para cada cliente. Así garantizamos que la traducción de tus contenidos y tu documentación se realice de forma precisa y coherente a todos los idiomas que desees y en todos tus proyectos con nosotros.

3.º Traducción, corrección y revisión

Un proceso de traducción sin fisuras para obtener resultados de calidad

Según la temática de tu proyecto, el uso final que pretendas darle a la traducción y tu mercado objetivo, tu gestor de proyectos selecciona el equipo de traductores y los programas más adecuados de nuestra avanzada tecnología de traducción.

Primero, un traductor profesional traduce tus documentos de acuerdo con el material de referencia, las memorias de traducción, los glosarios y los manuales de estilo que hemos preparado para ti. Después, un editor corrige la traducción para garantizar que la traducción y la terminología empleada sean las correctas. Una vez corregido, el documento vuelve a las manos del traductor, quien se encarga de implementar los cambios y de revisar una vez más la ortografía y la gramática.

Por último, tu gestor de proyectos se asegura de que no haya ningún error terminológico ni de puntuación, para lo cual utiliza herramientas de aseguramiento de la calidad lingüística como, por ejemplo, ApSIC Xbench.

4.º Revisión por parte del cliente

Para los que quieren tener un control total sobre sus contenidos

Como etapa opcional en nuestro proceso de traducción de idiomas, te ofrecemos la posibilidad de que los miembros de tu equipo —especialmente aquellos que harán uso del material traducido en tus nuevos mercados— revisen nuestras traducciones antes de pasar a la etapa de diseño y maquetación. Nuestros traductores revisarán cualquier cambio que tu equipo considere necesario y lo implementarán en las memorias de traducción, los glosarios y los manuales de estilo que hayamos preparado para tu empresa; de este modo, tendremos en cuenta tus preferencias en futuros proyectos.

5.º Diseño y maquetación

Para que tus traducciones se vean como nunca

Una vez completadas las etapas anteriores del proceso de traducción, nuestro equipo de maquetación prepara tus traducciones en su forma final siguiendo el diseño y el formato del original. También adaptamos tu traducción para que encaje dentro de los matices culturales de tu audiencia objetivo; para ello, implementamos cualquier cambio de formato o diseño que desees o que el gestor de tu proyecto te haya recomendado en la etapa de análisis del proyecto.

6.º Control de calidad y entrega

Revisión final para garantizar que todo esté en orden

Ahora es el momento de que tu gestor de proyectos prepare todo tu material y realice un control de calidad para garantizar que se hayan seguido tus instrucciones, el formato y el diseño sean los correctos, y los gráficos estén localizados y colocados correctamente; de este modo, nos aseguramos de que nuestro trabajo final esté a la altura de nuestro compromiso con la calidad de traducción. Después de esta comprobación final, tu gestor de proyectos te entrega todos los archivos completados.

7.º Entrevista final con el cliente

El secreto de la mejora continua

En la última etapa de nuestro proceso de traducción de idiomas, realizamos una entrevista con el cliente para conocer su opinión sobre la calidad de nuestras traducciones y de nuestro servicio al cliente, lo cual nos permite mejorar nuestra colaboración en futuros proyectos. Por último, actualizamos las memorias de traducción, los glosarios y los manuales de estilo para garantizar la mejora continua en el trabajo que ofrecemos a nuestros clientes.

¿Quieres saber cómo podemos adaptar nuestro proceso de traducción a tus necesidades?

Así nos ven nuestros clientes